-----------------------------------------------------------------------------Los anuncios son de los Patrocinadores de la Web
loading...

Virgen de Schoenstatt

Madre, Reina y Victoriosa
Tres Veces Admirable de
Schoenstatt

Año 1914







Movimiento Apostólico de Schoenstatt

El Movimiento Apostólico Mariano de Schoenstatt nace en Alemania en los Albores de la primera guerra mundial; fue fundado por el padre Joseph Kentenich en octubre de 1914.

El padre Joseph Kentenich (1885 - 1968) se consagra a la Virgen María desde la edad de nueve (9) años. En dependencia de María y por amor a ella, emprende una obra de renovación y vitalización de la iglesia, e invita a un puñado de jóvenes a contraer una Alianza con la Virgen María en la población Alemana de Schoenstatt.

En 1942 arrecia la persecución nazi y el fundador es llevado al capo de concentración de Dachau. Heroísmo y confianza en María caracterizan ese periodo.

Al terminar la segunda guerra mundial se inicia la expansión internacional del movimiento. El padre Kentenich visita varios países del sur del continente Americano, donde surgen Santuarios de adoración que continúan su mensaje y fecundidad.

La corriente de los Santuarios de adoración surge en Milwaukee, Estados Unidos, donde el fundador vive relegado hasta 1965. Los Santuarios producen una centralización que ayuda a la conducción del movimiento, asegura su carácter Mariano y facilita la unión de familia.

La experiencia señala que Schoenstatt es fecundo allí donde se construye un Santuario, donde se acepta sin restricción su significado y se constituye como fuente de renovación espiritual con un mensaje propio y como corriente de vida, donde se aprende a educarse a si mismos, bajo la protección de María, para llegar a ser personalidades libres y recias.

El padre Kentenich permanece unos meses en Roma, durante el Concilio Vaticano II y recibe estimulo del Santo Padre para continuar su obra, después de lo cual regresa a Schoenstatt Alemania, donde muere tres (3) años mas tarde en 1968.

El Movimiento Schoenstatt en Colombia es impulsado por el profesor Gabriel Loaiza Castaño

quien conoció su filosofía en New York y Milwaukee (EE.UU.) en el año de 1970, y después de haber participado en la escuela Internacional para líderes de Schoenstatt, realizado en Santiago de Chile en el año 1973.

En el año de 1985 nace el movimiento con un grupo de jóvenes del Instituto Técnico Superior de Pereira y a partir de entonces viene en crecimiento, aglutinando en la actualidad mas de 2.000 personas repartidas en el Área Metropolitana.



Para la construcción del Santuario se contó con un puñado de jóvenes activos que desean erigir el Santuario, como lugar de conversión y de encuentro personal consigo mismo y con su comunidad Mariana.

Schoenstatt es un Movimiento de gracias, de ideas y de vida, cuyo objetivo es "Crear un hombre nuevo en una comunidad nueva ".

La organización del Movimiento es diocesana y en dependencia del obispo. Su visión principal es la de formar un laicado, en todos los niveles sociales, con capacidad de liderazgo.

En schoenstatt se vive la convicción de que "El camino mas fácil, mas corto y mas directo para llegar a Cristo es María" (San Pío X).

Schoenstatt ha sido suscitado como Movimiento de Renovación religioso - Moral de nuestra época. Schoenstatt ve en María la gran Señal de luz y Esperanza; en ella se encuentra el camino para forjar el hombre nuevo, y la señal que indica donde está la iglesia del mañana.

Fuente: http://sites.google.com/site/santuariodelcafe/movimiento



Padre Jose Kentenich

Virgen de Schoenstatt

   

 Un poco de historia:

En los años 1914-15 la Congregación Mariana buscaba una imagen adecuada de la Virgen María para su capilla. Un profesor del colegio (Huggle) les regaló una reproducción litográfica de un cuadro del pintor italiano Crossio. Al inicio, esta imagen no les agradó especialmente, ya que, para algunos, merecía reparos desde el punto de vista estético. Como no tenían dinero para comprar otra, colocaron esta imagen en la capilla, el 19 de agosto de 1915. Desde ese momento, ha permanecido siempre en el Santuario.

 ¿Cuál es el origen de la advocación «Madre Tres Veces Admirable»?

Originalmente la imagen que se colocó en la capillita de Schoenstatt tenía el nombre de «Refugium peccatorum», «Refugio de los pecadores». Sin embargo, leyendo el libro del sacerdote jesuita, P. Hattler, «El P. Rem y sus conferencias marianas», los estudiantes de la Congregación Mariana de Schoenstatt, encontraron que, en tiempos de la Reforma protestante, los Congregantes de Ingolstadt habían actuado activamente en la transformación cristiana de su época. Constataron el gran parentesco que existía entre sus propias metas y las de éstos. Los congregantes de Ingolstadt veneraban la imagen de la Santísima Virgen María en forma especialísima bajo la advocación de «Mater Ter Admirabilis», Madre Tres Veces Admirable.

 

Ahora bien, en la Congregación Mariana de Ingolstadt (Ingolstadt queda a 80 Km al norte de München, en el sur de Alemania), se empezó a llamar a la Virgen «Tres Veces Admirable», porque el Padre Rem, su asesor o Padre Espiritual, en una oportunidad le pidió a la Virgen que le indicara bajo qué título quería que se le invocara en ese lugar. Tuvo entonces la inspiración, mientras se cantaba en las letanías lauretanas la advocación «Mater admirabilis» («Madre Admirable»), que a María le agradaba ese título y pidió que se repitiera tres veces esta advocación. Por eso, desde ese momento se empezó a cantarlo así. De allí surgió el nombre «Mater Ter Admirabilis de Ingolstadt».

En recuerdo de ello los congregantes schoenstattianos dieron el mismo nombre a su imagen. «MTA» es la abreviación de Mater Ter Admirabilis. Fue a mediados del año 1916 cuando se empezó a venerar la imagen de la Santísima Virgen en el Santuario de Schoenstatt bajo este título. (150 preguntas sobre Schoenstatt. P. Rafael Fernández. Editorial Patris).

 

También l apodemos llamar Tres Veces Admirable porque es Madre de Dios, Madre del Redentor y Madre de los redimidos; o bien, admirable por su fe, su amor y su esperanza, etc.


¿Por qué una veneración mariana tan acentuada?

 

Dios nos habla muchas veces a través de símbolos. Las cosas creadas son un libro de Dios. Su ser invisible, su eterno poder y divinidad, son reconocidos por sus obras. Cada cosa es una letra y todas juntas forman un libro de Dios. Tenemos que aprender del lenguaje de los símbolos. Prescindiendo de Jesús, María es la imagen más simbólica del Eterno.

 

No hay nada en el intelecto que no esté primero en los sentidos. Toda época sana vive del lenguaje simbólico. Una época se muestra como no sana cuando piensa y habla abstractamente. Nuestra Iglesia se mantiene sana en este sentido gracias al obrar del Espíritu Santo. Toda la liturgia es un obrar simbólico. María es el gran símbolo al lado de Cristo.

 

María actúa en el mundo actual como un signo de luz. Santo Tomás la llama “El libro de Oro” porque todo en María indica hacia Cristo, ella es un libro de Cristo.

 

María es la aurora que anuncia el Sol de Cristo. Ella es la Puerta segura que nos conduce al corazón de Cristo. María es un remolino, quien entra en ese remolino, indefectiblemente llega a Cristo. María es el rostro de Cristo dirigido hacia nosotros. Ella es la Compañera y Colaboradora permanente de Cristo en toda su obra Redentora.

 

Conducir a María, mostrarla en toda su hermosura como una Madre, amiga, compañera de camino que nos lleva de la mano y recorre con nosotras el camino, compartiendo nuestros anhelos, dificultades, proyectos, es el anhelo que tiene Schoenstatt para la juventud femenina.

 

 Cultivar un amor profundo, tierno a María que desemboque en la Alianza de Amor con ella, es lo mejor que podemos hacer. Esta vinculación profunda a María, genera en nosotras la actitud de María, es decir, conduce lentamente a la semejanza con Ella.

Fuente: http://www.santuariovwarcalde.org.ar/Espiritualidad/VirgendeSchoenstatt/tabid/331/language/es-AR