-----------------------------------------------------------------------------Los anuncios son de los Patrocinadores de la Web
loading...

Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Haiti

Patrona de Haiti

Año 1877

Fiesta 8 de Diciembre








Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Patrona de Haití, su festividad se celebra el 27 de junio.

El icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro es anterior al descubrimiento de América.

Teniendo esta advocación mariana como patrona de su congregación, los Padres Redentoristas la llevaron a sus misiones en Haití.  Allí se le edificó un santuario en Béle-Aire, cerca de Puerto Príncipe.

Haití con Santo Domingo son parte de una gran isla del Caribe conocida como La Española, nombre dado por
Cristobal Colón el 6 de diciembre de 1492.

En 1877, a diez años de que el cuadro con la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro fuera restaurado y conservado en la Iglesia de Alfonso San en Roma, una señora haitiana, la Sra. Desjardins, visitó el lugar y solicitó una copia del icono milagroso. Cuando ella volvió a su casa a Haití ella dio el cuadro a un sacerdote jóven, el Padre Francisco Kersuzan, quien luego fue Obispo de Port-au-Prince.

En 1882, durante una sequía severa, una epidemia de viruela se estalló en Port-
au-Prince. Miles morían. En el pico de la epidemia, el Padre Kersuzan pidió al Arzobispo permitirle colocar el cuadro de la Virgen sobre el altar de la Iglesia de Santa Francisca de Assisi. El 5 de febrero de 1882 el cuadro de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro fue llevado por las calles en la procesión. Antes de regresar a altar el Padre Kersuzan pidió al Arzobispo bendecir la ciudad con el cuadro.

El Arzobispo sostuvo el cuadro de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro por encima de la muchedumbre que se arrodilla e hizo el signo de la cruz sobre ellos así solemnemente bendijo la ciudad, la diócesis y la nación. En aquel momento, comenzó a llover y los estragos de la epidemia de viruela disminuyeron. Después de aquel tiempo, la gente agradecida de Haití ha tenido una devoción muy profunda y sensible a Nuestra Madre del Perpetuo socorro. Así el 8 de diciembre de 1942, a petición del Presidente Elie Lescot, los obispos de las cinco diócesis de Haití reunidos en Port-au-Prince solemnemente dedicaron la nación a Nuestra Madre del Perpetuo Socorro.

En 1993, se celebró con gran regocijo el centenario del milagro y el nombramiento de la Virgen como patrona. El Papa Juan Pablo II visitó Haití para esta celebración y puso al país bajo el amparo de la Virgen del Perpetuo Socorro.

En el cuadro, El Niño Jesús observa dos ángeles que le muestran los instrumentos de su futura pasión. Se agarra fuerte con las dos manos de su Madre Santísima quien lo sostiene en sus brazos. El cuadro nos recuerda la maternidad divina de la Virgen y su cuidado por Jesús desde su concepción hasta su muerte.

Fuente: http://www.mariologia.org/advocacioneshaiti01.htm