-----------------------------------------------------------------------------Los anuncios son de los Patrocinadores de la Web

Santa María La Real

Catedral de Pamplona.
Patrona de Navarra
Siglo XII




Santa María La Real
Santa María La Real Catedral de Pamplona. Patrona de Navarra en el presbiterio, bajo un baldaquino neogótico, preside la imagen de Santa María la Real, bello ejemplar de la escultura románica. Tallada en madera, fue recubierto de plata ya en el mismo.siglo XII; el Niño se rehizo en el siglo XVII y la silla en el XVIII. La sillería coral renacentista, ejecutada entre 1531-1541, es obra de los mejores escultores de la zona: Esteban de Obray, Guillén de Holanda, Juan de Beauvais y otros.
La imagen de Nuestra Señora de Rocamador. La imagen de la Virgen es gótica, de finales del siglo XIII. Es madera forrada de plata, menos la cara y las manos, Sangüesa estuvo habitada por franco (franceses) y en Francia existía un gran santuario mariano llamado de Rocamador por lo que el nombre de la Virgen pudiera haber sido importado, así como la misma imagen de Francia. En realidad el estilo de la imagen pertenece al gótico francés. Continuamos camino hacia Sos para terminar la etapa en Monreal. Si hemos elegido el segundo itinerario partiremos de Viscarret para llegar a Pamplona, final de la segunda etapa del Camino francés que entraba en la Península por la “via mayor” de Roncesvalles, allí visitaremos la Catedral donde se encuentra la imagen de Santa María la Real La imagen de la Virgen tallada en madera y revestida de plata, menos la cara y las manos, es una joya de la orfebrería del siglo XII. Realizada hasta 1185, es románica, aunque el Niño fue cambiado en el siglo XVII y retocada la cara de la Virgen. Es la patrona de Navarra, ante ella juraban y eran coronados los Reyes de Navarra. Preside el Altar Mayor de la Catedral. Con posterioridad iremos hacia la Parroquia de San Saturnino, en ella se encuentra la Capilla de la Virgen del Camino, patrona de la ciudad En el centro del retablo que preside la capilla se encuentra la imagen de Nuestra Señora del Camino que ocupa la hornacina-transparente. La devoción a la Virgen va acompañada de la leyenda barroca de su aparición, según la cual, la Virgen del Camino, cansada de su soledad y abandono en una ermita de Alfaro, se trasladó una noche a Pamplona donde se apareció sobre una viga de la iglesia de San Saturnino. Aunque los de Alfaro intentaron recuperar la imagen y restituirla a su ermita, como así hicieron, aquélla volvió de nuevo milagrosamente a Pamplona. La imagen era originariamente una talla de madera policromada. De pequeño tamaño por su aspecto general debe de ser una imagen románica de la segunda mitad del siglo XII que a pesar de las transformaciones sufridas en el siglo XVIII al ser recubierta de láminas de plata, deja ver su asiento o trono primitivo. Siguiendo una moda impuesta en el Barroco, se vistió la imagen para proporcionarle un mayor realismo y ampliar al mismo tiempo el tamaño de la talla.